martes, 8 de abril de 2014

Arrancacebollas (borrador)

Me gusta ver a las mujeres por las avenidas y las calles manejando sus motos. Las veo como esos piratas aguerridos manejando su barco, como esas aves rapaces sobrevolando el mundo. Me gusta verlas no importando si la moto es chica o es de esas motos que dan miedo por su sonido al pasar. Me gusta verlas porque les da el viento en la cara y no se esconden, ajustan bien su casco o se despeinan. Me gusta ver sus muslos rozando los costados de la moto, como serpientes ajustándose al tronco de cualquier árbol. Se ven hermosas y rudas. Se ven femeninas y rudas. Se ven tiernas y rudas.

Me gusta ver a las mujeres manejar sus motos y tener un compañero atrás, sujetándose como la lágrima que tiene miedo de despegarse del ojo para no morir.

Me gusta ver a las mujeres manejar sus  motos y llevar a su pasajero amarrado a su cintura como si estuvieran jugando arrancacebollas. Me recuerdan al tiempo y las palabras.